La importancia del apego a la guía y el arrepentimiento (17/12/2017)

Hazrat Sheij Muhammad Mehmet ar-Rabbani 17 de diciembre de 2017/29 Rabi’ul Awwal 1439 Sabah Namaz, Akbaba Dargah
               
Assalamu Alaykum wa Rahmatullah wa Barakatuh
 
Auzu Billahi Minashaytanir Rajeem. Bismillahir Rahmanir Raheem
Wassalatu Wassalamu ala Rasulina Muhammadin Sayyidul Awwalin wal Akhirin, Madad Ya Rasulallah, Madad Ya As’habi RasuLillah, Madad Ya Mashayikhina, Sheykh Abdullah Daghestani, Sheik Nazim al-Haqqani. Dastur.
 
Tariqatunas sohba, wal khayru fil jamiyya.
 
Esta asociación, esta reunión y esta tariqa son para Allah. Estas son buenas reuniones. Allah Exaltado y Glorioso sean Él y nuestro Santo Profeta (SAW) nos dijo, “Estad con gente buena.” No dejes ir el Rabitat. Rabitat significa una conexión. Debes estar con los buenos ya que la gente seguramente irá con alguien más cuando se lo deje solo. Si no estás en el camino correcto, Shaitan puede arrastrarte lentamente a su camino, al otro lado. Ocurre a sabiendas o sin saberlo. Al ego de la gente no le gusta estar apegado y seguir el camino correcto.
 
Las personas que van a la mezquita vuelven a estar unidas, pero cuando las personas están a solas afuera, van lentamente hacia otras formas y no saben lo que está bien y lo que está mal. Dicen: “Lo estoy haciendo todo. Lo sé todo. Me siento cómodo adentro. Dicen: “Mi corazón está limpio”, pero no está nada limpio. Las personas que no están entrenadas-formadas por la religión y la tariqa- piensan que su ego es la guía más importante y se dañan a ellos mismos por si mismos.
 
Porque las personas que siguen su ego hacen cosas malas al final y ciertamente están perdiendo. La gente ciertamente necesita un murshid (guía) y necesita estar apegado. Cuando están unidos, piensan: “¿Me pregunto si estoy haciendo lo correcto o lo incorrecto?” Cuando deben hacer algo, piensan: “¿Qué diría mi murshid? ¿Cómo debería hacerlo? “Están avergonzados y de esta manera su final sería bueno.
 
Si no podemos encontrar el camino correcto en este mundo, lo lamentaríamos en el más allá. Incluso si Allah perdona, todavía lo lamentaríamos. Uno se arrepentiría, “Desearía haber encontrado una guía y haberme apegado a él como lo ordenó Allah, y viví como Allah quería”. Sin embargo, el tiempo que ha pasado ya no vuelve. El favor y la misericordia de Allah Azza wa Jalla son muchos. Incluso si uno se une más tarde, debido a los pecados que uno ha cometido, Él (JJ) los cambia en buenas obras y recompensas. Debido a que la persona se arrepintió, todo lo que uno ha hecho se convierte en buenas obras por la misericordia de Allah.
 
“Yubaddal as-sayyi’at hasanat”, dice nuestro Santo Profeta (SAW). Los pecados se convierten en buenas obras y ellos ganarían en ese momento. Por lo tanto, no digas en este mundo: “Cometí muchos pecados e hice tantas cosas. Ya no hay arrepentimiento para mí “. La puerta del arrepentimiento está abierta. La bondad de Allah es grandiosa. Él decía: “Mi siervo se arrepintió y lamenta sus pecados”, y los convierte en buenas obras. Esa vez serían como si hubieran hecho buenas obras durante toda su vida.
 
Que Allah no permita que seamos guiados mal, porque vemos que estos días son realmente días de disensión (fitna). Todas las palabras de nuestro Santo Profeta (SAW) son hermosas, pero aquellos que están apegados a su religión, que mantienen su religión, estan como sosteniendo fuego en la palma de su mano. Realmente es muy difícil para las personas restringir su ego en estos tiempos, en medio de tanta corrupción.
 
Por lo tanto, estamos diciendo: Que Allah nos haga plantarnos firmes y no nos haga complacer a nuestro ego. No le demos a nuestro ego el menor de los compromisos, ya que pensando que estamos haciendo algo pequeño, tu pie podría deslizarse, Allah no lo permita, y te encontrarás en el infierno. Que Allah nos proteja.
 
Wa Minallah at-Tawfeeq. Al-Fatiha.
 
http://hakkani.org/nefsimize-taviz-vermeyelim-952

 
 

Los comentarios están cerrados.