No Hagan Promesas que No Pueden Cumplir (29/01/2018)

Hazrat Shaykh Muhammad Mehmet ar-Rabbani 29 de enero de 2018/12 Jumad’al Awwal 1439 Sabah Namaz, Akbaba Dargah
 
Assalamu Alaykum wa Rahmatullah wa Barakatuh
 
Auzu Billahi Minashaytanir Rajeem. Bismillahir Rahmanir Raheem, Wassalatu Wassalamu ala Rasulina Muhammadin Sayyidul Awwalin wal Akhirin, Madad Ya Rasulallah, Madad Ya As’habi RasuLillah, Madad Ya Mashayikhina, Sheykh Abdullah Daghestani, Sheik Nazim al-Haqqani. Dastur.
Tariqatunas sohba, wal khayru fil jamiyya
 
Como dice nuestro Shaykh Baba (QS), esto es cháchara, por lo que necesitamos decir solo lo que es necesario. Deben cumplir sus promesas en el Islam. Dice: “Aquellos que no cumplen su palabra son hipócritas (munafiqs)”. Una de las características de los munafiqs es que no cumplen sus promesas.
 
Hagan una promesa sobre cualquier asunto si van a mantenerlo. Si no van a poder mantenerla, deben decir: “No podré hacerlo. No estoy haciendo una promesa.” Este es el caso con todo. Es así en las compras y en otros temas también. Van a ayudar a alguien y se lo prometen pero no lo hacen. Este es el caso en todos los sentidos, pero la mayoría de las personas incumple sus promesas cuando se trata de dinero. Te evitan, no cumplen su promesa, y no le pagan a la gente.
 
Ahora hay un caso en el comercio. Cuando comercias, por supuesto negociarás y lo que no. Pagarán lo que sea que esté acordado. Luego está el caso en que alguien no tiene los medios para comerciar por sí mismo, presenta un propietario de bienes a un comprador, y bienes son comprados como resultado. Él también tiene una participación como resultado de esto. Pueden acordar algo como: “Me darán el 1%, el 2% …” y es su derecho. No es injusto. No es un soborno. Es dinero legal (halal). Porque la otra persona no puede hacerlo solo. Si él no se lo compra, hay otras mil personas esperando vender sus productos. Podría haberlo llevado a otra persona y haber obtenido su dinero. Por lo tanto, este es un derecho y la persona que infringe los derechos no verá el bien. Él será interrogado en el más allá: usted ha infringido los derechos de esta persona, ha robado, y por lo tanto tiene que dar cuenta de ello.
 
Entonces la gente mezcla algunas cosas en la religión. Mezclan lo lícito (halal) con lo ilegal (haram), pero esto es halal. Él presentó a las personas entre sí y les hizo llegar a un acuerdo. Cuando alguien dice: “Te estoy vendiendo esta casa y este porcentaje es mío”. Estoy vendiendo esta tierra o estoy vendiendo estos bienes … “es injusto que la otra persona no le dé su parte. Sin duda debemos ser cuidadosos con esto. Ahora en el fin de los tiempos, la gente piensa en todo como ganancia, todo es halal. No existe tal cosa. Es vergonzoso no cumplir una promesa cuando se hace una promesa a alguien sobre bienes u otra cosa. Lo estarían engañando respecto de sus derechos, estarían socavandolo. Tendran que responder por esto en el más allá. Y en este mundo no tendrían bendición (baraka) en su trabajo porque estarían malditos. En lugar de dar un uno por ciento, Allah les quitaría todo su dinero. Allah no lo quiera.
 
Por lo tanto, debemos ser cuidadosos. No digan palabras vacías y no prometan cosas que no podrán hacer. Que Allah conceda a las personas que cuiden los derechos de los demás, y que Él no nos haga comer haram Inshallah.
 
Wa Minallah at-Tawfeeq. Fatiha.
 
http://hakkani.org/sozunde-durmayan-munafiktir-1001

 
 

Los comentarios están cerrados.